Refranes, proverbios y otras paremias sobre la belleza

Ni a picaro descalzo, ni a hombre callado, ni a mujer barbada, no les des posada

"Ni a picaro descalzo, ni a hombre callado, ni a mujer barbada, no les des posada"

Nos advierte del riesgo que corremos aceptando en nuestra casa a las personas con los rasgos mencionados: al primero por que, obviamente, carece de medios para subsistir y no nos va a suponer nada más que un coste; al segundo porque no sabemos qué esconde; y a la tercera por lo poco agradable que resulta a la vista.

La vista de cualquier animal me regocija al junto y me ensancha el corazón, sobre todo la de los perros, y luego la de todos los animales en libertad, aves, insectos, etc. Por el contrario, la vista de los hombres excita casi siempre en mi una aversión mu

Arthur Schopenhauer

"La vista de cualquier animal me regocija al junto y me ensancha el corazón, sobre todo la de los perros, y luego la de todos los animales en libertad, aves, insectos, etc. Por el contrario, la vista de los hombres excita casi siempre en mi una aversión muy señalada, porque con cortas excepciones, me ofrecen el espectáculo de las deformidades más horrorosas y variadas: fealdad física, expresión moral de bajas pasiones y de ambición despreciable, síntomas de locura y perversidades de todas clases y tamaños; en fin, una corrupción sórdida, fruto y resultado de hábitos degradantes. Por eso me aparto de ellos y huyo a refugiarme en la naturaleza, feliz al encontrar allí a los brutos"

Arthur Schopenhauer (1788 - 1860), filósofo alemán

Páginas