No con quien naces, sino con quien paces

"No con quien naces, sino con quien paces"

Tiene más fuerza la influencia de las compañías que las costumbres o educación que hayamos recibido hasta entonces.

Variantes:

  • No con quien naces, sino con quien paces
  • El buey no es de donde nace, sino de donde pace
  • Uno no es de donde nace, sino de donde pace
  • Uno es de donde pace y no de donde nace
  • Uno es de donde pace, no de donde nace
  • Adonde paces, y no adonde naces
Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de Morgana

<p>Es verdad este dicho, y para bien y para mal. Conozco gente que por relacionarse con ciertas personas han acabado adquiriendo sus costumbres, su forma de ser y hasta su forma de hablar. Cuando el resultado ha sido positivo, pues nada que objetar. Cuando ha sido negativo, pues malo, malo...</p>
Imagen de Sonia

<p>Sí, es cierto, pero, si lo piensas bien, la tierra donde naciste -si has tenido oportunidad de vivirla un poco- siempre te deja cierta huella. Es como tu primer novio&nbsp;<span>XD (dónde estará ese desgraciado...)</span></p>
Imagen de Devil

<p>Sin duda las compañías "educan" y "acostumbran". Y lo hacen todos los días. Es como cuando tu novia se va a estudiar un año al extranjero. Lo normal es que acabe dejando de ser tu novia, ya sea porque tus nuevas costumbres te inviten a ello, o que las suyas (léase "el típico mamón de turno") la inviten a ella.</p><p>Que conste que nunca me ha pasado, jaja</p>