A ojo de buen cubero

"A ojo de buen cubero"

Seguro que habéis escuchado esta expresión alguna vez que hace referencia al acto de hacer una cosa sin medida, de forma aproximada o estimada.

Su origen se remonta a la época en la que no había una regla básica en el sistema de medidas.

Los cuberos, fabricaban las cubas (como sabéis es un recipiente para contener líquido) una por una, y la capacidad de dichas cubas se determinaba por la normativa de los señores feudades o dependiendo del negocio. Sólo la pericia del cubero al hacer las cubas iguales, conseguía que esa medida se respetase.

Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de Juan

Sifuentes, me has quitado el ejemplo de la boca. Aunque hay muchos más, desde el tamaño de los vasos en los que te sirven una caña de cerveza hasta el tamaño de las cajas de cualquier producto que venden en un supermercado.
Imagen de Sifuentes

Pues tenían una responsabilidad, sí señor... Hoy día, todavía tienen que existir inspectores que confirmen que las mangueras de las gasolineras den la cantidad que marcan... (vaya, no ha cambiado tanto la cosa).
Imagen de Fran

Uff, me los imagino como los banqueros actuales, vendiendo 100, entregando en realidad 90 y generando inflación "orgánica"... :o
Imagen de Will Kane

Muy interesante, y antes de la revolución industrial una profesión entiendo que muy demandada.