Refranes, proverbios y otras paremias sobre la diligencia

Camarón que se duerme se lo lleva la corriente

"Camarón que se duerme se lo lleva la corriente"

Aconseja diligencia y estar atento para evitar ser víctima de la suerte adversa.

Variantes:

  • Camarón que se duerme se lo lleva la corriente
  • Al camarón que se duerme, se lo lleva la corriente

Los carídeos (Caridea) son un infraorden de crustáceos decápodos marinos o de agua dulce, conocidos popularmente como camarones , quisquillas o esquilas. Su tamaño oscila entre los 10 y los 15 centímetros de longitud, tienen las patas pequeñas, los bordes de las mandíbulas fibrosos, el cuerpo comprimido, la cola muy prolongada respecto al cuerpo, la coraza poco consistente y son de color grisáceo. Son relativamente fáciles de encontrar en todo el mundo, tanto en agua dulce como en agua salada. Son mucho más pequeños que las gambas y los langostinos.

Fuente: Wikipedia

Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña

"Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña"

Se aplica en aquellos casos en los que no ocurriendo algo por ser antinatural, se toman las medidas adecuadas para que ocurra.

La frase está extraída de un milagro obrado por el profeta Mahoma. Hallándose rodeado de sus prosélitos en el campo frente a una montaña, les dijo -con el objetivo de convencerlos de su poder- que iban a ver moverse la montaña en su dirección. La llamó y, lógicamente, aquella no se movió. Entonces él volvió a repetir enfáticamente las palabras y se acercó andando hacia ella, dejando persuadidos a aquellos seguidores de que habían asistido a un acto sobrenatural.

Variantes:

  • Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña
  • Ya que el otero no viene a Mahoma, vaya Mahoma al otero

Oveja que bala, bocado que pierde

"Oveja que bala, bocado que pierde"

El que se desconcentra que cosas complementarias se atrasa o deja de atender lo importante. Se aplica en ocasiones a quien habla demasiado.

Variantes:

  • Oveja que bala, bocado que pierde
  • Oveja que bala, bocado pierde
  • Oveja que mucho bala, poco mama

Sinónimos:

  • En el juego y en la mesa, el hablar pesa

Antónimos:

  • Quien calla y come, aprovecha su escote

A quien madruga, dios le ayuda

"A quien madruga, dios le ayuda"

Este refrán, citado en El lazarillo de Tormes, probablemente se basa en el hecho de que, antiguamente, convenía levantarse temprano para poder terminar las faenas que el trabajo en el campo exigía. A día de hoy es usado para indicar que cuanto más diligente es uno, más probabilidades de éxito se tienen. Hay diferentes variaciones en el refranero español. Tal vez una de las más comunes es "Si quieres tener buena fama, que no te halle el sol en la cama". Existe también una interesante réplica: "No por mucho madrugar amanece más temprano".

Variantes:

  • A quien madruga, dios le ayuda
  • A quien madruga, dios lo ayuda

Sinónimos:

  • A dios rogando y con el mazo dando
  • Ayúdate y te ayudaré
  • Más ayuda la mañana que prima ni hermana
  • Quien madruga, halla el pájaro en el nido, y quien se duerme, hállalo vacío (sinónimo parcial)
  • Pide a Dios y a los santos, pero echa abono en tus campos
  • Si quieres tener buena fama, que no te halle el sol en la cama

Antónimos:

El que primero llega, ese la calza

"El que primero llega, ese la calza"

Alaba la diligencia de quien hace algo antes de que se lo pidan o antes que los demás, logrando con más facilidad, de este modo, lo que desea. Se utiliza también para recomendar ser diligente en aquello que nos incumbe.

Variantes:

  • El que primero llega, ese la calza
  • El que primero llega, ese se la calza

Sinónimos:

  • El que da primero, da dos veces
  • Quien antes nace, antes pace
  • Quien da primero, da dos veces
  • Quien primero viene, primero muele
  • De diestro a diestro, el más presto
  • Quien se adelanta, ese gana
  • La primera vale por dos
Envíanos una imagen para esta paremia. Más información

Páginas