Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe

"Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe"

Enseña a los incautos que se exponen con frecuencia en los negocios o en peligros que corren el riesgo de, tarde o temprano, sufrir las consecuencias negativas de los daños que pudieran derivarse. También se utiliza para advertir a alguien que su insistencia excesiva puede terminar cansando y verse privados de, no solo aquello a lo que aspiran, sino incluso de lo que ya tienen.

Variantes:

  • Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe
  • Tanto va el cántaro a la fuente, que al fin se quiebra
  • Tanto va el cántaro a la fuente, que deja el asa o la frente
  • Cantarillo que muchas veces va al agua, alguna se quiebra
  • Cantarillo que muchas veces va a la fuente, o deja el asa o la frente
  • Cantarico que muchas veces va a la fuente, alguna vez se ha de quebrar
  • Cantarico que muchas veces va a la fuente, alguna vez deja el asa o la frente
  • Tantas veces va el cántaro a la fuente, que deja el asa o la frente
  • Tantas veces va el cántaro a la fuente, que quiebra el asa o la frente
  • Tanto va el cántaro a la fuente que al final se quiebra

Sinónimos:

  • El pez que busca el anzuelo, busca su duelo
  • Loca es la oveja que al lobo se confiesa
  • Quien carretea, vuelca
  • Quien con fuego juega, se quema
  • Quien muchas piedras mueve, en alguna se hiere

Hiperónimos:

  • Quien ama el peligro, en él perece
Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de Administrador

Estimada Golondrina,<br />Gracias por tu sugerencia. Hemos añadido una descripción de las fuentes a las que recurrimos accesible en el menú superior.
Imagen de Golondrina

Sería de justicia citar la fuente de donde se extraen los refranes, como los refranes sinónimos o los hiperónimos.
Imagen de Will Kane

Pues yo voy a ser políticamente incorrecto, pero he visto en las últimas 24 horas varios titulares tildando de tragedia la muerte de Simoncelli. Y, sinceramente, su muerte me causa pena pero nunca podré tildar de tragedia la muerte de una persona que corre a más de 300 km/h jugándose la vida en cada carrera y cobrando una fortuna por ello. Y más aún siendo un piloto tan agresivo que ha puesto bastantes veces su vida y la de otros en riesgo. Al final, tanto va el cántaro a la fuente.....
Imagen de Gabi

Pues leo ahora estos comentarios cuando hace pocas horas hemos vivido la muerte de Marco Simoncelli en la carrera de Moto GP. Aunque de Simoncelli sí podría decirse eso de "tanto va el cántaro a la fuente" -era un piloto un tanto agresivo conduciendo-, en días como hoy todo eso se olvida. Y se echa de menos a quien ya no está con nosotros.
Imagen de Antoñete

Hola Alfonso, estoy de acuerdo con lo que dice Lorenzo: para ganar, o bien tienes mucha suerte (lo que cada día sirve de menos debido a la gran competencia que hay en todo), o tienes que correr riesgos. Otra cosa, como se explica en el texto arriba, es que un incauto cometa un mismo error (o corra un cierto riesgo) demasiado a menudo.
Imagen de Alfonso

Esta frase me trae a la cabeza el accidente que tuvo el domingo pasado Lorenzo, en Moto GP. Uno podría pensar que "tanto va el cántaro a la fuente... que tenía que ocurrir". Y es cierto pero, como dijo él (vaya, creo que fue él) "solo el que se arriesga gana". Lo difícil es, como siempre, encontrar el límite adecuado.