Quien bien te quiere te hará llorar

"Quien bien te quiere te hará llorar"

El amor puede suponer momentos dolorosos, aunque solo sea por el hecho de tener que adaptarse el uno al otro.

Variantes:

  • Quien bien te quiere te hará llorar
  • Quien bien te quiera, te hará llorar
  • Quien bien te quiere te hará llorar, y quien mal reír

Sinónimos:

  • Quien te castiga, te ama

Antónimos:

  • Quien te quiere mal, te hará reír
  • Tanto quiso el diablo a su hijo, que le sacó un ojo
Tipo de paremia: 
Temática: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de Mediador

Es "curioso" (pido disculpas si no es la palabra adecuada) cómo un refrán puede llegar a dejar tanta huella en alguien.<br />Estoy seguro de que hubo mucho amor también en aquella etapa de tu vida. Siempre lo hay.
Imagen de Will Kane

Y, en otro orden de cosas, yo pienso que quien bien te quiere, te hará llorar cuando toque y reir el resto del tiempo.
Imagen de Will Kane

Siento que hayas tenido que pasar por eso, Jesús, y estoy de acuerdo contigo; este refrán tiene un aplicación positiva cuando los hechos son de baja intensidad: castigos menores para que los niños aprendan que las malas acciones tienen consecuecias. Si se aumenta la intensidad (dureza desproporcionada de los castigos, uso de la fuerza, humillaciones), nos acercamos peligrosamente al terreno del maltrato, tanto físico como psicológico.<br />Y el niño, en vez de aprender a distinguir bien de mal y que las malas acciones tienen consecuencias, lo que aprende es a tener miedo.
Imagen de Jesús

Este refrán lo he visto interpretado siempre, bueno casi....<br /><br />"Quien bien te quiere te hará llorar, quien mal te quiere te hará reir".<br /><br />La mayoría de las interpretaciones están referidas al amor de pareja, pero imaginaros que a un niño de seis años que está a cargo transitorio de unos familiares motivado por la muerte inminente de su madre, le dicen este refrán a diario, y tras el hecho doloroso, y debido a que su padre no puede hacerse cargo directo de él por las circunstancias socioeconómicas, sigue dependiendo su cuidado de estos familiares, y sigue recibiendo el mensaje del refrán.<br /><br />Este niño era, antes de los hechos de la narración, un ser muy inseguro, con una personalidad muy retraida. La actitud de estos faliliares no pudo facilitar que desarrollara su personalidad positivamente.<br /><br />Este refrán es una justificación al maltrato humano, y hoy analizado tras el paso de los años y considerando a quien se le decía de lo mas inhumano.<br /><br />Actualmente tengo 65 años, y me viene al recuerdo aquel periodo de mi vida, en que afortunadamente siempre había alguien que de manera tímida podía encontrar un refugio de amor.
Imagen de Alfonso

No sé si siempre te hace llorar. Pero si no tienes mucha suerte y acaba el amor por alguna de las partes, seguro que lloras. A mí la última vez (hace ya muchos años) me tuvo casi un año entero pensando en ella.<br />Pero ¡voto a Tutatis! la superé!!!
Imagen de logan

Aquí falta el recíproco: por mucho que quieras a alguien, no te hagas ilusiones: le harás llorar...
Imagen de Juani

En general... ¡por supuesto! ¿Quién no ha llorado -de alegría o tristeza- por la persona amada? En una relación de amor siempre hay momentos que merecen un llanto.