Ojos que no ven, corazón que no siente

"Ojos que no ven, corazón que no siente"

No sufriremos de igual forma aquello que no veamos o experimentemos directamente.

Variantes:

  • Ojos que no ven, corazón que no siente
  • Ojos que no ven, corazón que no quiebra
  • Ojos que no ven, corazón que no llora

Sinónimos:

Tipo de paremia: 
Referencia: 
No disponible

Comentarios

Imagen de Will Kane

Vaya, me toca ser políticamente incorrecto de nuevo; habéis hablado de los niños muriéndose de hambre, y donde vosotros veis tristeza yo veo selección natural. En el tercer mundo los hijos son un patrimonio, y si una pareja tiene 10 hijos es porque sabe que 8 de ellos van a morir en la infancia. <br />¿Sería mejor tener uno solo y poder alimentarlo? Es probable, pero si tienen diez y sobreviven tres, tres es mejor que uno.<br /><br />Además, vivimos en un mundo absolutamente superpoblado en el que necesitamos reducir la población mundial como sea. Nos consideramos el centro del universo y lo que realmente somos es una plaga que está esquilmando al planeta. <br />El gobierno chino ha comprobado en sus carnes que es realmente complicado alimentar a mil millones de personas y por eso ha aplicado estrictas políticas de natalidad. Los salvafocas de turno dirán que eso es una aberración, pero me gustaría verles intentando alimentar a mil millones de personas.<br /><br />Y con respecto al refrán y a la pena que sentimos si vemos a esos niños morirse de hambre, para eso existe un maravilloso mecanismo llamado lavado de conciencia: apadrinamos a un niño, hacemos una donación a médicos sin fronteras y a seguir viviendo en nuestra casita con todos los lujos, que nuestra conciencia está lavada. <br />Lo siento, pero en este tema sólo veo dos caminos: o te da igual que se mueran de hambre (a mí me da igual), o si tanta pena te da lo dejas todo y te vas allí a salvar vidas. El resto son medias tintas, hipocresías y lavados de conciencia varios.
Imagen de Guanero

Siempre he pensado que la diferencia estaba, no ya en el corazón, sino en la cabeza: el corazón es el mismo y sufre lo mismo esté uno o no delante de aquello que nos lleva a sufrir. La diferencia está en que la cabeza, a distancia suficiente, es capaz de imponer su decisión, siendo ésta algo meditado y razonable. Por el contrario, en presencia de aquello que nos hace sufrir la cabeza se ve incapaz de entenderlo, no ve lógica en el dolor, y es el corazón el que impone su voluntad, generalmente llevándonos a sufrir.
Imagen de Mcoma

Bueno, es muy difícil "sentir" lo mismo si uno lo vive o si solo se lo cuentan (por televisión, por ejemplo). Yo no me siento mal por ello, la verdad.
Imagen de Devil

Lucía, yo creo que el matiz aquí está en que "si no lo ves" lo sientes menos. No creo que uno no lo sienta. Lo sientes. Pero si estás allí, lo sientes más.<br />Vaya, yo siento lo del hambre en África. Pero siempre pienso que no sé cómo demonios se atreven a tener hijos si no pueden mantenerlos. ¿Que no hay forma de impedir que tengan sexo? Pues empecemos por ahí!! Y, sin embargo, si yo estuviera allí, a pesar de la opinión que acabo de expresar, me moriría de tristeza si viene a esos niños como están.
Imagen de Lucía

Pues yo, cada vez que veo algo así en la televisión, cada vez que veo un niño muriéndose de hambre....... casi me pongo a llorar
Imagen de Marar

Esto es lo que pienso yo cada vez que veo en la tele alguna noticia sobre el hambre en África. Si muere una persona en un pueblo de Gerona, sale en todos los periódicos (con todo mi respeto para los gerundenses, a los que tengo en gran aprecio). Si mueren 5.000 en Etiopía... ¿a quién le importa? Y aunque te importe, si no estás ahí y no lo vives, no es lo mismo...