Unos tienen fama y otros cardan la lana

"Unos tienen fama y otros cardan la lana"

Este refrán puede encontrarse también en su versión de "Unos crían la fama y otros cardan la lana". En cualquiera de los dos casos quiere decir -con cierta ironía- que frecuentemente no es la persona que realiza un trabajo quien recibe el merecimiento oportuno, sino otra persona que se apropia del mérito. O que quien recibe un castigo no es quien peor lo ha hecho.

Variantes:

  • Unos tienen fama y otros cardan la lana
  • Unos tienen la fama y otros cardan la lana
  • Unos llevan la fama, y otros cardan la lana
  • Unos cardan la lana, y otros llevan la fama
  • Unos tienen la fama y otros lavan la fama

Sinónimos:

  • Ganan buenos, para ruines herederos
  • Uno levanta la caza, y otro la caza
  • Unos crían las gallinas, y otros se comen los pollos
  • Unos comen el agraz, y otros tienen la dentera
  • Unos lo siembran y otros lo siegan
  • Unos ponen el trabajo y el dinero, y otros sacan el provecho

Antónimos:

  • El pece para quien lo merece

No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague

"No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague"

Con este dicho reprendemos a quien cede ante la indolencia por creer que tiene mucho tiempo para realizar algo, y a quien cree que, tras un delito, el tiempo le ayudará a esconderse.

Variantes:

  • No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague
  • No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague

Páginas