El huésped y el pez, a los tres días hieden

"El huésped y el pez, a los tres días hieden"

Da a entender que la permanencia prolongada de un invitado causa tanto fastidio "como el pescado" (que comienza a oler mal rápidamente).

Variantes:

  • El huésped y el pez, a los tres días hieden
  • El huésped y el pece, a los tres días hiede
  • El huésped y el pez, a los tres días apesta
  • El huésped y la pesca, a los tres días apestan

Antónimos:

  • Visita rara, convidado amable

Las armas en sí no causan las guerras. Pero un exceso de armas alimenta la sospecha y la falta de confianza que pueden elevar las tensiones y conducir al conflicto violento

Kofi Annan

"Las armas en sí no causan las guerras. Pero un exceso de armas alimenta la sospecha y la falta de confianza que pueden elevar las tensiones y conducir al conflicto violento."

Kofi Annan (1938), ex Secretario General de Naciones Unidas

Oveja que bala, bocado que pierde

"Oveja que bala, bocado que pierde"

El que se desconcentra con cosas complementarias se atrasa o deja de atender lo importante. Se aplica en ocasiones a quien habla demasiado.

Variantes:

  • Oveja que bala, bocado que pierde
  • Oveja que bala, bocado pierde
  • Oveja que mucho bala, poco mama

Sinónimos:

  • En el juego y en la mesa, el hablar pesa

Antónimos:

  • Quien calla y come, aprovecha su escote

La democracia es una farsa (...) para hacer creer a una mayoría confundida y desorientada que se está haciendo su voluntad y que ésta es forzosamente buena

Carlos Abascal

"La democracia es una farsa (...) para hacer creer a una mayoría confundida y desorientada que se está haciendo su voluntad y que ésta es forzosamente buena"

Carlos Abascal (1949 - 2008), abogado y político mexicano

Éramos pocos y parió la abuela

"Éramos pocos y parió la abuela"

Este refrán se utiliza en un sentido amplio cuando hay exceso de algo y aumenta más todavía. En un sentido más restringido se usa cuando hay demasiadas personas en un lugar y llegan más.

Variantes:

  • Éramos pocos y parió la abuela
  • Éramos pocos, y parió mi abuela
  • Éramos pocos, y parió la burra
  • No cabemos al fuego, y parió mi suegra
  • Éramos compañuela, y parió nuestra abuela

Sinónimos:

  • No cabíamos al fuego, y entró nuestro abuelo
  • Pongo un circo y me crecen los enanos

Páginas