El perro del hortelano, que ni come ni deja comer

"El perro del hortelano, que ni come ni deja comer"

Con este dicho se reprende a quien no disfruta de algo e impide a los demás que lo hagan.

Variantes:

  • El perro del hortelano, que ni come ni deja comer
  • El perro del hortelano, que ni come las berzas ni las deja comer al amo
  • El perro del hortelano, que ni come las berzas ni las deja comer
  • El perro del hortolano, ni quiere las manzanas para sí ni para su amo
  • El perro del hortolano, ni quiere las berzas para sí ni para su amo
  • El perro del hortolano, ni come las berzas ni las deja comer al estraño
  • El perro del hortolano, que ni come las berzas ni las deja comer al estraño
  • El perro del hortolano, que no come las berzas ni quiere que otro coma dellas

Quien siembra vientos recoge tempestades

"Quien siembra vientos recoge tempestades"

Cualquier mala acción que realicemos puede acarrear peores consecuencias para nosotros en el futuro.

Variantes:

  • Quien siembra vientos recoge tempestades
  • Siembra vientos y recogerás tempestades

Sinónimos:

  • Como siembres, recogerás
  • Quien no siembra, no recoge
  • Aborrece y serás aborrecido, quiere con amor de verdad y serás correspondido (Sinónimo parcial)

Antónimos:

  • Quien bien siembra, bien coge

Seguir en sus trece

"Seguir en sus trece"

Expresión o frase hecha popular castellana, que literalmente significa "no cambiar de opinión". A la muerte de Clemente VII (1394), don Pedro Martínez de Luna fue elegido pontífice por 20 votos de los 21 y tomó el nombre de Benedicto XIII, aunque fue conocido también como el Papa Luna. Francia se opuso a este papa que no era tan influible y que además era súbdito de la Corona de Aragón. Se le presionó para que renunciara, a lo que se negó alegando un daño irreparable a la iglesia. Curiosamente, esta actitud suya sería la que la historia recordaría, surgiendo el dicho popular castellano de Siguió en sus trece.

Páginas